miércoles, 19 de abril de 2017

La ASOCIACIÓN PARA LA RECUPERACIÓN DE LA MEMORIA HISTÓRICA DE EXTREMADURA (ARMHEX), pide al AYUNTAMIENTO DE PLASENCIA (CÁCERES) la retirada de las TRES MEDALLAS DE ORO que le fueron concedidas al dictador Francisco Franco

NOTA DE PRENSA



“La ASOCIACIÓN PARA LA RECUPERACIÓN DE LA MEMORIA HISTÓRICA DE EXTREMADURA (ARMHEX), ha solicitado en legal forma y exige al AYUNTAMIENTO DE PLASENCIA (CÁCERES) en aplicación de la Ley 52/2007, conocida como de la Memoria Histórica; la retirada de las TRES MEDALLAS DE ORO que le fueron concedidas al dictador Francisco Franco en 1945, en 1964 y en 1971”.








***


La ASOCIACIÓN PARA LA RECUPERACIÓN DE LA MEMORIA HISTÓRICA DE EXTREMADURA (ARMHEX), dentro de su campaña permanente, en pos de que se adopten las medidas oportunas para la retirada de este tipo de menciones conmemorativas y simbólicas de exaltación, en este caso de distinción personal al líder de la sublevación militar y dictador durante casi cuarenta años, Francisco Franco, ha instado al AYUNTAMIENTO DE PLASENCIA, mediante una solicitud en legal forma, al amparo del art. 15.1º de la Ley 52/2007, para que se acuerde por el Pleno de dicha Corporación, la retirada y revocación de los sucesivos acuerdos, de concesión de las Medallas de Oro de la ciudad de Plasencia con las fue distinguido en 1945, 1964 y 1971, el dictador Francisco Franco, pues no consta hayan sido revocados hasta la fecha.

Como se puede comprobar, en la Sesión Plenaria celebrada por la Comisión Gestora presidida por el entonces alcalde accidental Augusto Macías Sánchez, en ese Ayuntamiento el día 19 de julio de 1945 (sesión ordinaria Libro de Actas de sesiones p. 136, por unanimidad se acuerda ofrecer la primera MEDALLA DE ORO de la ciudad de Plasencia “al Jefe del Estado y Caudillo de España D. Francisco Franco Bahamonde, en el noveno aniversario de la Cruzada..” (sic). El Secretario del Excmo Ayuntamiento placentino, con el visto bueno del Alcalde, certifica con fecha 23 de julio de 1945, el Acuerdo (A.H. Municipal de Plasencia).

Con posterioridad en el año 1964, en sesión plenaria de ese Ayuntamiento de Plasencia de fecha 2 de abril de 1964, se aprueba el punto del orden del día, que lleva por título Concesión de la segunda MEDALLA DE ORO de la ciudad de Plasencia “a Su Excelencia el Jefe del Estado”, a propuesta del Consejo Local del Movimiento de la Falange Española Tradicionalista y de las JONS, como “salvador de España, Generalísimo Franco” “…que nos ha traído 25 años de paz a la patria”(sic). Consta Certificación del acuerdo emitido por el Secretario de la Corporación, de fecha 11 de abril de 1964. (A.H. Municipal de Plasencia).

Y por último y por más que parezca sorprendente, de nuevo en el mes de noviembre de 1971, se acordó sesión plenaria ordinaria de ese Ayuntamiento de Plasencia de fecha 8 de noviembre de 1971, Libro de actas de sesiones p. 57, la concesión de una tercera MEDALLA DE ORO de la ciudad de Plasencia “a Su Excelencia el Jefe del Estado, Caudillo Franco, por “los 35 años de paz y prosperidad dados a España”, etc.., culminando el acuerdo “aparte de ser el Liberador de España del Enemigo” (sic). Ver también Acta Pleno en sesión extraordinaria del 16 de Diciembre de 1971 (A.H. Municipal de Plasencia).

Parece paradójico y hasta chocante, que el dictador con tres Medallas de Oro de la ciudad, sea actualmente de facto y de iure, el personaje más reiteradamente condecorado de la Historia de la ciudad de Plasencia, caso podríamos decir único en el Estado español.

Como es sabido el homenajeado lideró precisamente en julio de 1936 un sangriento golpe militar, contra el Gobierno legítimo y constitucional de la II República española, provocando con ello una guerra civil e instaurando un régimen totalitario basado en la persecución, y aniquilación física de los defensores de la libertad, de la justicia social y los derechos de las personas.

Ese régimen dictatorial, fue mantenido por la fuerza durante los siguientes casi cuarenta años, mediante la represión de cualquier oposición.

La Ley 52/2007, conocida como Ley de la Memoria Histórica, asume en su preámbulo, la condena del franquismo contenida en el Informe de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa firmado en París el 17 de marzo de 2006 en el que se denunciaron las graves violaciones de Derechos Humanos cometidas en España entre los años 1939 y 1975.

No podemos olvidar que la región extremeña, sufrió la represión, en numerosas y variadas formas, por el régimen dictatorial surgido del golpe de Estado de 1936, siendo nuestra comunidad una de las más castigadas, a la luz de las investigaciones historiográficas mas recientes y documentadas.

Se pide por ello al Excmo. Ayuntamiento de PLASENCIA, que en aplicación del art. 15.1º de la Ley 52/2007, se acuerde por el Pleno de dicha Corporación, en legal forma, la revocación del acuerdo de su concesión de las citadas Medallas de Oro, por lo que aquellas distinciones honoríficas, tienen de clara conmemoración y exaltación de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura, que él mismo dirigió.

Consideramos que no pueden ser distinguido con la Medalla de Oro de la ciudad de Plasencia, alguien como el dictador Francisco Franco, que con sus acciones participó activamente en un golpe militar, sumió a muchas localidades de Extremadura en el terror, e instigó el asesinato sumario de muchos conciudadanos defensores de la legalidad vigente de la II República por ese mero hecho, entre ellos a diputados y destacados miembros de algunas corporaciones locales de Extremadura (Alcaldes y Concejales que habían sido elegidos democráticamente).

Hay muchas más razones para revocar los sucesivos (y hasta podríamos decir esperpénticos, por reiterados, extravagantes e injustificados), acuerdos de concesión de tres Medallas de Oro de la ciudad al Dictador, desde el primero, adoptado en aquel Pleno del 19 de julio de 1945, como en los otros de 1964 y el de 1971, pero creemos que con lo expuesto es más que suficiente. El Dictador Francisco Franco, no puede, ni debe por más tiempo compartir honores y distinciones con quienes en la historia, presente y futura de Plasencia se dediquen a honrar a esa ciudad.

Esperamos pues que tras los trámites legales oportunos, así se acuerde a la mayor brevedad, y que tal acuerdo sea apoyado de forma unánime por la Corporación por todos los grupos políticos representados en la misma.




ASOCIACIÓN PARA LA RECUPERACIÓN DE LA MEMORIA HISTÓRICA DE EXTREMADURA (ARMHEX).

viernes, 14 de abril de 2017

14 DE ABRIL: MEMORIA Y ESPERANZA.


LA ASOCIACIÓN PARA LA RECUPERACIÓN DE LA MEMORIA HISTÓRICA DE EXTREMADURA (ARMHEX) al llegar la fecha del 14 de abril, quiere reivindicar “la memoria de nuestra II República, como parte de nuestra memoria democrática”. Hoy más que nunca, hay que retomar la mejor tradición de los ideales republicanos.



Rindamos Homenaje a quienes sufrieron represión por enfrentarse al fascismo, defendiendo la II República y unos modelos sociales más libres y justos.










*******************


UN POCO DE HISTORIA: Las actas del primer Consistorio Republicano de Badajoz, del 15 de Abril de 1931, primera Corporación de elección netamente democrática de la historia de la ciudad, reflejan la 1ª Sesión de Posesión y Constitución del Ayuntamiento de Badajoz. Se relaciona al margen los Concejales electos asistentes y reza: “En la ciudad de Badajoz, siendo las veintitrés del día 15 de abril de mil novecientos treinta y uno, empezaron a reunirse en el salón de sesiones de estas casas consistoriales, los señores concejales que resultaron electos el día doce del actual mes”.../.. Por el Quinto Distrito: Don Eladio López Alegría…”. Al día siguiente, dieciséis, se reanuda la sesión constitutiva del Ayuntamiento de Badajoz, iniciada el día anterior…, dicen las actas: “Por aclamación o unanimidad de votos de los señores Concejales presentes, se designa Alcalde-Presidente de este Ayuntamiento a Don Francisco Eladio López Alegría, quien invitado por la presidencia interina, pasa a ocupar esta". En su mismo discurso de toma de posesión de la Alcaldía decía: “…porque viniendo de la verdadera representación elegida por sufragio voy a ser el primer alcalde popular de la República en Badajoz…”.


Y más adelante según consta en acta, sigue su disertación afirmando: “… Procuraré librar al pueblo de lo que diciéndose constitucional solo es tiranía y absolutismo y no sería honrado estar alejado de la contienda entablada cuando se ventilan los más altos y los más grandes intereses de la Patria y en nombre de ellos se requería mi concurso; y obedeciendo a estos imperativos de conciencia y ciudadanía he aceptado el cargo con el que se me honra, y espero con la ayuda de todos, que el pueblo obtenga los beneficios que le son debidos, en medio de un estado social de mutuo respeto y justa convivencia. Os ruego a todos me dispenséis el favor de guardar un minuto de silencio en homenaje de respeto y admiración a los mártires de esta segunda república española, capitanes señores Galán y García Hernández.”.

En este 86º aniversario de la proclamación de la república, la ARMHEX quiere que el 14 de abril, sirva también como día de homenaje y reconocimiento social a quienes sufrieron represión por enfrentarse al fascismo, defendiendo la II República y unos modelos sociales más libres y justos.


Ha de reivindicarse la II República, sin eufemismos, ni complejos, para no sacar de contexto a aquellos represaliados de aquel tiempo, del régimen político en que desarrollaron sus vidas. La recuperación de la memoria democrática, nunca será completa, mientras no se restituya, por parte de la sociedad actual y por el Estado español, la memoria de la II República y de quienes le dieron vida.


España fue una República constitucional. “Una República democrática de trabajadores de toda clase, que se organiza en régimen de libertad y justicia”, como proclamaba el artículo primero de su Constitución, aprobada el 9 de diciembre de 1931, hace ahora poco más de 85 años.


Ahora que a algunos tanto les gusta hablar de la Constitución de 1812, poco o nada se recuerda a esta Constitución republicana de diciembre de 1931, que va a cumplir 86 años desde su promulgación. La Constitución de 1931, la primera en nuestra historia auténticamente democrática, no debemos olvidarlo; afrontó algunos de los sustanciales problemas de nuestro país: medidas profundas sobre la distribución de la propiedad de la tierra (problema que nos tocaba muy de cerca en nuestra región, la reforma agraria), mejoras de los salarios de las clases trabajadoras, la protección de los derechos de los trabajadores, la educación pública, la autonomía de los pueblos que componen el estado español, la separación de la Iglesia y del Estado, el matrimonio civil, el divorcio, y los derechos de la mujer. Su artículo 36, reconoció el derecho al voto a las mujeres, algo que sólo estaban haciendo en aquel tiempo, los parlamentos democráticos de las naciones más avanzadas, como lo demuestra que fue reconocido 15 años antes que en Francia.


Pero como sabemos, los grupos oligárquicos, nunca toleraron lo mucho que la II República tenía de democracia social y de soberanía popular.


Como sabes, nada hizo la modélica transición a la democracia por recuperar el lado más positivo del II República, el de sus leyes, sus reformas, sus sueños y esperanzas.


Sólo en estos últimos años ha salido con fuerza a la luz la memoria de los vencidos, de las víctimas del franquismo, gracias en gran parte a la sociedad civil, al movimiento memorialista al que pertenece nuestra asociación, que a fuerza de constancia, ha logrado poner en la agenda política, el problema del olvido y de la memoria.


No obstante, aún hoy, casi nadie desde los poderes de la democracia actual, se atreve a defender claramente a la II República. Casi nadie recuerda a sus dirigentes: alcaldes, concejales, ministros, quienes presidieron sus instituciones, quienes hicieron sus leyes, etc…, muertos unos por la brutal represión uno y olvidados otros en el exilio. Es el momento de cambiar eso.


Conviene por ello, recordar a modo de ejemplo, que dentro del programado plan de exterminio del adversario político, los golpistas que tomaron la ciudad de Badajoz en agosto de 1936, asesinaron a tres de los alcaldes durante la República que la ciudad había tenido, y prácticamente a todos los concejales de la Corporación republicanos y socialistas que ostentaban la mayoría absoluta. 

Eladio López Alegría



F. Eladio López Alegría. Republicano. Concejal hasta el 14 de Agosto de 1936. Abogado, Fiscal y Corredor de Comercio, Secretario de la Cámara Urbana. Primer alcalde de la II República. Presidente de los Jurados Mixtos Agrarios. Presidente comisión para la reforma agraria en Badajoz. Fue asesinado el 16 de Septiembre de 1936, en las tapias del cementario. Primer alcalde republicano y primero en la historia de la ciudad, elegido a raíz de unas elecciones democráticas.


La ASOCIACIÓN PARA LA RECUPERACIÓN DE LA MEMORIA HISTÓRICA DE EXTREMADURA (ARMHEX), en este año del 86º aniversario de la proclamación de la república, quiere recordar las palabras pronunciadas por el Presidente Manuel Azaña en la noche del 23 de julio de 1936, una vez producido ya el golpe de estado contra la República española, cuando se dirigió por radio desde el Palacio Nacional al pueblo:

“Podéis estar seguros todos los que lucháis por la República de que vuestro esfuerzo no será baldío y que de vuestro sacrificio y que de vuestro heroísmo saldrán la República y España más fuertes e indisolublemente unidas con sus libertades”.


El proceso de memoria democrática y republicana, sólo puede conseguirse con una enérgica defensa de la necesidad de fundamentar la convivencia democrática en la memoria, la verdad, la justicia y la reparación; no en el olvido de ese pasado.


Desde la ARMHEX, animamos a salir a la calle y a participar en cuantos actos y conmemoraciones se celebren en este abril republicano, en todos los pueblos y ciudades de nuestra región, por la República y en recuerdo de todos aquellos que sufrieron represión por enfrentarse al fascismo, defendiendo la II República y una sociedad más justa y libre.